Como se ve desde mi acera la democracia y la participación

En estos días por las calles de la ciudad fue posible ver reuniones de vecinos en las esquinas de cualquier barrio. Y esto se relaciona con un tema que se discute repetidamente en el mundo de hoy, el que a su vez se relaciona con el acceso de las personas a definir sus propios destinos al participar en las decisiones fundamentales que se adoptan en el país en que viven. Y de eso me aprovecho para que compartamos algunos criterios al respecto.
Aparte de las definiciones académicas, la democracia tiene que ver con la participación de la mayoría de la población, el pueblo, en las decisiones de gobierno. Tal ocurrió en Cuba, por ejemplo, con los Lineamientos de la Política Económica y Social, que fueron ampliamente debatidos y analizados y se hicieron propuestas y modificaciones al texto del documento. Lo mismo ha ocurrido en otras ocasiones con diferentes leyes y con otras disposiciones de esta envergadura. Pero como no se pueden tomar decisiones contando cada vez con todos y cada uno de los habitantes de un país, pues ese derecho se ejerce mayormente por representación. La cuestión consiste entonces en cómo lograr que tales representantes respondan a los intereses de la mayoría, del pueblo. Y esto nos lleva al tema de las elecciones.
En Cuba no existe una variedad de partidos políticos, como en otros países, sino uno solo, cuestión que ha sido señalada reiteradamente como pretendida demostración de falta de democracia. La cuestión radica en que en otros países que tienen tal sistema político, son precisamente los partidos quienes determinan cuáles son los candidatos para cualquier cargo que se decida en las elecciones. Desde los cargos inferiores hasta el Presidente de ese país. Cada Partido hace sus nominaciones, propone una candidatura de entre sus miembros, escogiendo los que consideran más destacados según sus intereses, o que puedan resultar más elegibles por su simpatía personal y la imagen que presentan. Cada Partido también elabora un proyecto de las cosas que ofrece hacer si resultan electos sus candidatos para alcalde, gobernador, presidente o cualquier otro cargo.
Quienes votan, los electores, entonces deben elegir entre esos candidatos y sus respectivos programas el de su preferencia, o votan por los de determinado partido que es el de sus simpatías. Así resulta que se elige entre candidatos que fueron nominados por una organización política previamente, y que trata de ganar las simpatías de todos a través de promesas que frecuentemente no se cumplen, y el caso de los incumplimientos del Presidente Obama de los Estados Unidos es bien debatido hoy, cuando está en trámites de reelección.
En Cuba hay un solo Partido, si éste hiciera las nominaciones de entre sus miembros más destacados pues no serían necesarias ni las elecciones ¿entre quienes se iba a escoger? Pero ese no es el caso. Las nominaciones en Cuba se hacen a nivel de cuadra, en el barrio. Y el único requisito para resultar electo es estar en ejercicio de su derecho electoral y, claro, estar de acuerdo. Es decir, que cualquier ciudadano cubano mayor de 16 años, en uso de sus facultades mentales y que no cumpla sanciones penales que limiten sus derechos, puede ser nominado y elegido, no importa si es miembro o no del Partido, ni en qué cree o no cree, o a que organizaciones puede o no pertenecer. Basta que los vecinos de esa comunidad confíen en él y juzguen que debe ser su representante.
De lo ya dicho resulta que estas personas nominadas lo son por sus méritos, no por promesas, compromisos o por una campaña electoral más o menos costosa. Esos candidatos nominados en el barrio, cuando son electos, proponen y eligen a su Presidente, el de la Asamblea Municipal, y a los representantes al nivel superior de gobierno, los Delegados Provinciales y los Diputados. Y éstos a su vez eligen, de entre los miembros de las respectivas asambleas, a los presidentes correspondientes, siempre en representación de quienes les nominaron y eligieron en los barrios. Y las comisiones de candidaturas y electorales están integradas por integrantes de las organizaciones de masas, y no es requisito militar en el Partido para estar allí, de hecho la mayoría de estas autoridades electorales no son militantes. De este modo el que haya un solo partido no tiene particular significación para las elecciones, pues éste no nomina a los candidatos, sino que se hace por participación popular, directamente o a través de los representantes ya electos por el pueblo.
Hay dos cuestiones aún que deben tenerse en cuenta a la hora de caracterizar el sistema democrático cubano. Una es que los elegidos para determinado cargo tienen la obligación de rendir cuenta de su gestión ante quienes le eligieron con una frecuencia que establecen las leyes, y que en el caso de los delegados municipales es no menos de dos veces al año. Los Delegados Provinciales y Diputados rinden cuanta ante las Asambleas Municipales que les nominaron.
La otra cuestión se deriva de la anterior. Se refiere a que cualquiera de los que ocupan cargos por elección puede ser revocado de los mismos en cualquier momento de su mandato si no cumple con las expectativas de la mayoría de quienes le eligieron, lo que se hace efectivo a través de una votación especialmente convocada al efecto.
Todos estos elementos determinan que el sistema político en Cuba tenga un elevado índice de participación popular. Tanto más si tenemos en cuenta procesos como los que mencionamos al inicio: cada vez que se van a adoptar leyes o políticas específicas que afectan o involucran a todos, se realizan amplias rondas de consultas populares, se analizan las propuestas y valoraciones y se incluyen las que aprueba el órgano legislativo correspondiente, y se dan a conocer los resultados finales, lo que incrementa la participación de todos en el sistema de dirección social. Y todo eso ¿cómo dudarlo? es democracia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s