Jóvenes

El tema de la juventud las características de los jóvenes no sólo es polémico, sino que despierta opiniones muy contrapuestas en la mayoría de los casos. Todos sabemos por experiencia lo que es la juventud, unos porque la vivimos otros porque la están viviendo, pero académicamente ha sido definida de diferentes modos. Por ejemplo, la Organización de Naciones Unidas ha definido a la juventud como el periodo que va de los 15 a los 25 años, aunque no existen límites precisos. Las mayores expectativas de vida hacen que, en ciertos aspectos, personas de 40 años sean consideradas como jóvenes. Otras fuentes dicen que la juventud es un proceso engloba aspectos como la madurez física, social y psicológica de la persona, la educación, la incorporación al trabajo, la autonomía e independencia que pueden conllevar la formación de un nuevo núcleo familiar, así como la construcción de una identidad propia. De lo que resulta que el joven, con muy poca experiencia de la vida debe afrontar y solucionar importantes y muy complejos problemas.
Quiero citarle una frase que define algunas actitudes de los jóvenes. “Los jóvenes hoy en día son unos tiranos. Contradicen a sus padres, devoran su comida, y le faltan al respeto a sus maestros.” Lo significativo de este juicio es que fue escrito hace unos 2 mil 400 años por el filósofo griego Sócrates. Así que al parecer los jóvenes son irresponsables y cada vez peores desde que el mundo es mundo. Alguien ha dicho que a menudo se echa en cara a la juventud el creer que el mundo comienza con ella. Y afirma que eso es cierto pero la adultez cree aún más a menudo que el mundo acaba con ella ¿qué es peor?
Otra cuestión es que pocas veces pensamos que el joven ese que se desarrolla a nuestro lado lo hace en condiciones completamente diferentes a aquellas en las que nos correspondió vivir a los que ya no somos tan jóvenes. Y por supuesto, sus decisiones no pueden ser las de antes ¿verdad? Por otra parte, su poca experiencia hace necesario que se les ayude en la adquisición de las herramientas que necesita para poder decidir. Fíjese, que se les ayude, no que se decida por ellos, y mucho menos con criterios ajustados a momentos en que se vivía de otro modo, cuando usted o yo éramos jóvenes. ¿no le parece? Entonces no podemos asombrarnos de que los jóvenes hoy piensen y actúen diferente. Por eso son jóvenes.
Y en todo esto hay más. Primero no creo que la mayoría de los jóvenes asuma conductas y posiciones negativas para la sociedad, aún cuando muchas veces no las comparto. Y la mejor demostración de eso está en mirar en derredor, en las universidades, los centros de investigación, las fábricas, en fin, en todas partes. ¿Cuántos jóvenes de magnífica conducta hay allí? Lo que pasa es que los 5 muchachones que se pasan el día matando el tiempo en la esquina se notan más que los otros 20, que se van a estudiar o a trabajar sea en la labor que sea. Pero además, piense, si al niño lo educa la familia y al joven lo guían y apoyan esas mismas personas, entonces ¿a quién reclamarle por la falta de responsabilidad de algunos, la desidia de otros o los errores de todos ellos? Es cuestión de asumir cada uno de nosotros lo que en justicia nos corresponde.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s