Mangos de Baraguá a 137 años

HPIM6033
Tarja que describe la Protesta de Baraguá, en la base del Obelisco

En Mangos de Baraguá, el 15 de marzo de 1878, el General mambí Antonio Maceo se reunió con Arsenio Martínez Campos, a la sazón Capitán General    de Cuba, para responder a su propuesta de poner fin a las hostilidades por la independencia cubana, tal como se había pactado en el Zanjón, Camagüey, por algunos jefes mambises el 9 de febrero del mismo año. La frase “no nos entendemos” dejó claro que no se aceptaría paz sin independencia y sin libertad para los esclavos.

HPIM6062
Obelisco de Mangos de Baraguá

Aún cuando el 23 se rompió el corojo, al decir de un oficial mambí presente en la Protesta, el fin de las hostilidades fue inevitable, y sobrevino una tregua. En febrero de 1895 se inició la Guerra Necesaria organizada por Martí, y el 22 de octubre de ese mismo año, desde Mangos de Baraguá partió el General Antonio con 350 infantes y 1050 jinetes a realizar en 90 días la hazaña bélica más osada de su época, la Invasión.

HPIM6060
Relieve en bronce de Cuba, con la Ruta Invasora

El sitio se conserva, en él un complejo monumental inaugurado en 1930, incluye un obelisco en forma de columna de casi 30 metros de altura, de mármol sin pulir, que en su capitel tiene el nombre de Maceo y en la cúspide una estrella.

La base es cuadrada y en cada cara tiene una tarja de bronce, la primera con un mapa de Cuba a relieve, donde se señala la ubicación de Mangos de Baraguá y la ruta de la Invasión.

En la segunda se dan los datos de la tropa que acompañara a Maceo en la Invasión, que cubriera 424 leguas en 90 días.

HPIM6036
Relieve en bronce de la cabalgata maceísta

La tercera es un relieve de la cabalgata de Maceo, junto a la caballería de la Invasión.

La cuarta ofrece información sobre la Protesta de Baraguá.

Como dato curioso, allí se redactó la Constitución más breve de la historia cubana, de sólo 6 artículos, que sin embargo ha tenido profunda repercusión posterior en las ideas del republicanismo cubano, de la unidad del poder y la intransigencia con los principios fundamentales. Esta Constitución requiere de un tratamiento aparte.

En febrero del 2000, bajo la dirección de otro Titán, y Líder de la Revolución Cubana, se proclamó el Juramento de Baraguá, en defensa de los ideales de Independencia y Autodeterminación que en su momento defendiera Maceo, y que fundamentaron la denominada Batalla de Ideas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s