¡Ni pi… !

Muy buen artículo, más claro ni el agua

indexNo está escribiendo un periodista, sino el hijo de su madre comunista. Pensé redactar un artículo de opinión mesurado, con contraste de fuentes y civilidad de criterios, pero cada vez que pensaba sobre el tema lo primero que me venía a la cabeza era ese título, que ya de por sí, le ponen la luz roja en cada medio de prensa que conozco. Así que decidí dar mi argumento como quien discute en una mesa de dominó. Disculpen la gritería.

Esta es una de esas ocasiones en las que se dice lo que se piensa sabiendo, incluso, que la mayoría puede estar en desacuerdo. Quiero decir, a veces uno piensa que tal director de cine es un farsante, pero calla porque todos piensan que es un genio, pero otras, no queda más remedio que soltar la cuchufleta porque te intoxica el ánimo. Hay cosas que son de principios para uno…

Ver la entrada original 899 palabras más

Anuncios

2 comentarios sobre “¡Ni pi… !

  1. Cuando Rubén Martínez Villena se levantó para protestar por la venta fradulenta del Convento de Santa Clara, no le dijo al interpelado “Ni p…” tampoco le dijo “La res.. de tu madre”. Lo denunció desde la más alta cultura. Cuando Mella cayó abatido en México, no le dijo a sus sicarios “Ni p…”, tampoco le dijo “La re.. de tu m…” les dijo “Muero por la Revolución”. Cuando los jovenes del centenario desfilaron en la marcha de las antorchas, no se destacaron por ser un grupo desorganizado gritando “Ni p…”, se destacaron por su disciplina y elegante marcialidad. Cuando José Antonio leyó su proclama al pueblo de Cuba, no fue para decirle al tirano “La res… de tu madre”, tampoco le dijo “Ni p…”, sino que le explicó al pueblo de Cuba porque era legítima la violencia que se ejercía. Cuando Fidel despidió a los héroes destrozados en la Coubre, no nos entregó como consigna “Ni p…” nos entregó Patria o Muerte, Venceremos.
    Aquellos que dicen que en momentos claves de la historia, héroes patrios, vivos y muertos usaron interjeccioines fuertes, que recuerden que se hizo para catalizar a nuestros propios combatientes, no para insultar vulgarmente a nuestros enemigos. Pongo un ejemplo más reciente. Cuando el buque Hermann de bandera Panameña y tripulación cubana era ametrallado por guardacostas yanquis, Fidel llamó al representante nuestro en Washington y le dijo que le transmitiera al Departamento de Estado que la bandera del buque sería panameña, pero los coj… eran cubanos. Ahí tiene usted un uso de una palabra fuerte sin ofender a nadie y que cataliza en un momento crítico. Eso también es cultura.
    Aquellos que dicen que ese tipo de injuria es como habla el cubano, que no ofendan a este pueblo que tanta sangre a derramado desde la más alta ética y civilidad, para que sea reducido a voncinglero de vulgaridades.
    ¿ Cree usted que si mañana un grupo de personas se manifiestan frente a un contrarevolucionario con un coro de “Ni p…” se verá más intransingente y revolucionario? o por el contrario, será un espectáculo degradante con independencia de las razones que los animen.
    Este artículo no fue escrito en medio de la crisis de Alegria de Pio, el autor tuvo tiempo de leer y releer su texto. El título vulgar y su uso en el texto está totalmente injustificado. La misma emoción se pudo lograr sin apelar a la monserga vulgar. Fidel electrizó a un pueblo cuando en la plaza de la Revolución, reflejó la indignación de todos al exclamar “Cuando un pueblo energico y viril llora, la injusticia tiembla”. No usó vulgaridad alguna para levantarnos a todos en un rugido, por el contrario uso uno de los lenguajes más poéticos que haya usado un orador.
    Desde Martí se nos ha enseñado que la patria de defiende desde el pináculo de la cultura y no desde el estiercolero de la vulgaridad. Intansigencia culta y no vulgaridad intransigente. No a la vulgaridad y si a Patrio o Muerte.

    1. Ernesto:
      Sigo considerando el artículo muy claro, y comparto sus razonamientos y posiciones. No comparto el título, que también me parece excesivo, pero respeto la confesión del autor de que no encontró otro modo de expresar lo que necesitaba decir.
      Los ejemplos que usted pone me parecen acertados, incluso en uno de ellos veo similar utilización del lenguaje, el término en uso impersonal, que a usted no le pareció ofensivo, tal vez por la situación o quien lo usó.
      Seguramente no todos llegan a la altura de los intelectuales que usted cita. Muchos tampoco llegan a la altura de las convicciones y la dignidad que se expresan en ese texto, a pesar de su título. Vaya una cosa por la otra.
      Agradezco su comentario y créame que le concedo todo su justo valor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s