Diálogo con Monseñor Dionisio García Ibáñez, Arzobispo de Santiago de Cuba y presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba

Santiago de Cuba, Lunes 7 de Septiembre de 2015, CMKC, Radio Revolución.- Texto: Betty Beatón Ruiz / Fotos Guibert /

ARZOBISPO

La provincia de Santiago de Cuba será una de las tres del país que el Papa Francisco visitará por durante su estancia en la Mayor de las Antillas, del 19 al 22 del presente septiembre, algo que sin dudas suscita notable interés. A propósito de ello CMKC conversó con el Monseñor Dionisio García Ibáñez, Arzobispo de Santiago de Cuba y presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba. ¿Cómo se ha organizado la presencia del máximo representante de la Iglesia católica en Santiago de Cuba? El Papa Francisco vendrá a fortalecernos en la fe, a recordarnos que todos somos hijos de Dios, por lo tanto somos hermanos, vendrá a hablarnos de Jesucristo, el hijo de Dios, nuestro único salvador. Vendrá para hablar de que todos debemos poner nuestro granito de arena para nuestra familia, nuestro vecindario, nuestra patria sean mejores. Celebrará dos grandes misas, una en La Habana, el día 20, y otra en Holguín, el 21, igualmente tendrá un encuentro con el presidente de la república, se reunirá con religiosos, sacerdotes y consagrados que participarán en una vigilia en la Catedral de La Habana, a las seis de la tarde el domingo 20, luego tendrá un encuentro con jóvenes frente el antiguo seminario San Carlos y San Ambrosio, y partirá a Holguín para oficiar una misa, el 21, a las 10 y 30 de la mañana.

Ya en la tarde de ese día llegará a Santiago de Cuba donde será recibido en el aeropuerto, y dos niños le entregarán un ramo de flores, de ahí marchará rumbo a El Cobre. El Santuario de La Virgen de la Caridad de El Cobre, en Santiago de Cuba, será visitado por el Papa Francisco en su estancia en la Mayor de las Antillas, del 19 al 22 del presente septiembre. Foto: Guibert.

Esa tarde noche se reunirá con los obispos cubanos y visitará el Santuario, solo en compañía de los obispos y su séquito. Allí le llevará un presente a la Virgen de la Caridad y le encenderá un cirio, momento que será muy especial pues tomará la llama para prender dicho cirio de la vela que prendiera Benedicto XVI en su visita al Santuario, esa vela fue guardada y cuando Francisco llegue estará encendida para que de allí tome el fuego para el cirio que él colocará.

El gesto tiene mucho simbolismo, es una gesto de continuidad, que muestra cómo Cuba está en el corazón de los últimos Papas, primero Juan Pablo II, Luego Benedicto XVI y ahora Francisco.

Ya el 22 en la mañana oficiará una misa en El Cobre, que es un templo no muy grande y por eso resultó difícil definir quiénes estarán allí, pero decidimos que todas las diócesis mandaran una representación.

Esa representación serán miembros de las pequeñas comunidades que han ido surgiendo en los últimos años en campos y en la periferia de las ciudades donde no existen templos, por eso se reúnen en casas, allí se celebran misas, se hacen bautizos, se da catequesis, es decir, son personas católicas, cristianas, que aprenden a conocer la palabra de Dios en la biblia, reciben los sacramentos pero no tienen templo por lo alejada que se encuentran sus comunidades.

Esas personas, que en total serán unos mil 100, vendrán desde Pinar del Río hasta Maisí y junto con ellos representantes de los misioneros, sacerdotes, religiosas y laicos que han ido hasta esas comunidades lejanas llevando la palabra de Dios. En la plaza que está a la espalda del Santuario también se reunirán unas 3 mil personas.

Durante la celebración dos niños le llevarán una copia del manuscrito que hicieron los veteranos de la guerra de independencia de Cuba pidiendo que la Virgen de la Caridad fuera la Patrona de Cuba, ya se cumplen 100 años del hecho y con ese gesto se inicia un año jubilar por el centenario de la declaración de la Caridad de El Cobre como tal.

Terminada esa celebración el Papa irá rumbo a la ciudad de Santiago de Cuba donde todo el pueblo seguramente saldrá a recibirlo a su paso, llegará hasta la Catedral, y allí estarán representantes de familias de toda Cuba, algunas de las cuales también se concentrarán en el parque Céspedes pues será una celebración dedicada a esa institución, la cual tiene una gran importancia para los cubanos. Será una celebración sencilla que el Papa, que es una persona muy espontánea, estará presidiendo.

Al final de ese momento, en el que se le entregará por dos niños y un ramo de flores y se leerán los evangelios, Su Santidad saldrá al atrio de la Catedral desde donde bendecirá a la ciudad en sus 500 años, y luego marchará al aeropuerto, un recorrido en el que también el pueblo estará para saludarlo a su paso.

En estos dos lugares Su Santidad se encontrará con personas enfermas, en tanto viene como Mensajero de la misericordia y a él le gusta estar cercano al mundo del dolor y lo expresará no como un simple gesto, sino como algo que él siente y desea.

Cada momento de la visita a Santiago de Cuba del Papa Francisco será muy significativa, primero la Virgen de La Caridad de El Cobre, la petición a favor de todos los cubanos donde quiera que estén, y también el tema de la familia como institución clave, además de que de aquí parte rumbo a los Estados Unidos, para participar en la jornada mundial de la familia en Filadelfia.

VIRGEN COBRE

¿Cómo valora usted la trascendencia de esta visita?

Para todos los cubanos ha sido una bendición y nos llena de alegría, es una sorpresa que una isla tan pequeña en tan solo 17 años haya recibido a tres Papas. No solo los católicos sino todo el pueblo se siente contento. Su Santidad nos hablará de Dios, pero no se puede hablar de Dios de sin hablar de las personas, Francisco viene para hablarnos del Padre de todos y su lema es Mensajero de la misericordia. Precisamente San Juan dice: Dios es amor y Dios es misericordioso. La Misericordia tiene que ver con la manera de mirar al prójimo con compasión y tiene que ver con saber perdonar.

El Papa Francisco es un hombre que en el poco tiempo que lleva como Obispo de Roma le ha dado mucha importancia a las relaciones que los humanos tienen entre sí, relación que va más allá de profesar una fe, o de una manera de pensar, de una posición política, y él ha resaltado mucho que los hombres y mujeres de este tiempo debemos ser misericordiosos pues si queremos construir un mejor futuro para el mundo, y en este caso para Cuba, la mejor manera es a través de la misericordia, de la fraternidad, la comprensión entre todos, del diálogo, de buscar las mejores soluciones, de integrar a todos en la construcción de una patria mejor que es también la construcción de una familia mejor.

Cuando una sociedad decide preservar la familia quiere decir que esa sociedad se está preservando porque la familia es la célula primaria.

La visita del Papa también entra dentro de esta nueva etapa que está viviendo nuestro país en las relaciones con los Estados Unidos, eso no podemos obviarlo, precisamente el primer Papa que vino a Cuba, Juan Pablo II, al partir expresó: Que Cuba se abra al mundo y el mundo se abra a Cuba, y Francisco, al venir aquí da cumplimiento a esa frase, porque todo lo que hizo durante los últimos meses, propiciando ese encuentro entre los dos gobiernos, me parece estuvo encaminado a realizar aquel deseo de Juan Pablo II.

Anuncios