Dominó migratorio… fichas, movimientos y estrategia

Por Giselle Vichot Castillo  (Tomado de Cubahora)

En enero de 2013 Cuba, en ejercicio de su soberanía, anunció la actualización de su Política Migratoria ajustada a las condiciones de su presente y futuro previsible. En aquel momento el Gobierno cubano decidió eliminar el procedimiento de solicitud de Permiso de Salida para los viajes al exterior y dejar sin efecto el requisito de la Carta de Invitación, reclamos esenciales de la población cubana.

La aplicación de estas medidas migratorias ha transcurrido de manera normal, incluso se ha experimentado un crecimiento del 81 % de los viajes hacia el exterior en relación con el período 2010-2012, aun cuando se tenía la certeza del reto sociodemográfico  que significaba para Cuba, y de las constantes acciones del gobierno norteamericano por despojar al país de sus mejores profesionales y técnicos.

A partir de la compleja situación humanitaria provocada en las últimas semanas por el arribo a Costa Rica de casi cuatro mil 500 ciudadanos cubanos procedentes de varios países de América Latina, con la intención de emigrar a los Estados Unidos,  y ante la negativa de ese país de cambiar su política con respecto a la migración cubana, el gobierno cubano ha emitido varias declaraciones en  los últimos días.

Por ejemplo, la  Declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX), del pa­sado 18 de noviembre, ratificaba que los cubanos emigrantes son víctimas de la politización del tema migratorio por parte del Gobierno de los Estados Unidos, de la Ley de Ajuste Cubano y, en particular, de la aplicación de la llamada política de “pies secos-pies mojados”.

La nota de cancillería cubana destacaba además el “Programa de Parole para Profesionales Médicos Cubanos”, aprobado en el año 2006 por el presidente George W. Bush, para alentar a médicos y personal cubano de la salud a abandonar sus misiones en terceros países y emigrar hacia los Estados Unidos.

Luego, el primero de diciembre pasado, apareció publicada en Granma la Declaración del Gobierno Revolucionario, en la que se advertía que “con el objetivo de garantizar un servicio de salud eficiente y de calidad, así como mitigar las afectaciones que hoy se producen como consecuencia de la política migratoria selectiva y politizada de los Estados Unidos hacia Cuba y la creciente contratación no planificada de médicos cubanos en otros países, el gobierno cubano acordó aplicar las regulaciones establecidas en el Decreto 306, del 11 de octubre de 2012, para las salidas al exterior por asuntos particulares de profesionales médicos de diferentes especialidades que realizan actividades vitales en los servicios de sa­lud a la población y en la actividad científico-técnica”. La declaración afirmaba también que estaría a cargo del Ministerio de Salud Pública la implementación de es­ta regulación, la cual se haría efectiva a partir del 7 de diciembre de 2015.

TITULARES QUE NO SE HACEN ESPERAR

Aunque aparentemente la prensa internacional, sobre todos las agencias de prensa, intentaron dar un matiz puramente informativo sobre la reciente declaración gubernamental de Cuba, lo cierto es que no dejó de mostrarse la verdadera intención tendenciosa sobre el asunto.

La agencia estadounidense AP por ejemplo, titula el acontecimiento como sigue: Cuba limita salida de médicos al extranjero Y ”corre con suerte” porque la mayoría de los medios de prensa del área, incluidos los del propio Costa Rica, replican el cable de AP.  En el texto firmado por dicha agencia aparecen testimonios de dos doctores cubanos no se identifican como la práctica periodística aconseja, lo cual aporta poca credibilidad al trabajo periodístico.

Ya los medios se hacen eco de una cercana visita oficial a Cuba del presidente de costarricense, Luis Guillermo Solís; otros se enfocan  en una posible complicación del escenario en Costa Rica, resultado del traslado a esta nación de grupos extremistas radicados en Miami con el objetivo de estimular y crear desórdenes e incidentes contra la sede diplomática cubana en ese país.

CIUDADANOS CUBANOS QUIEREN SABER

Pero también los cubanos reaccionaron y no demoraron en aparecer los comentarios en  nuestros propios medios y en las plataformas de redes sociales. El debate legítimo generado nos permitió acercarnos a la reacción de la opinión pública y develar las constantes de atención que sostuvieron en dichos espacios.

Dos líneas de ideas fundamentales, ambas no necesariamente excluyentes: Una primera vinculada con la pertinencia de la medida porque podríamos quedarnos sin personal para sostener la calidad del sistema de salud a nuestro pueblo.  También se vio como positivo la reincorporación de personal médico que decidió retornar a Cuba y volver a desempeñarse como tal.  Por otro lado, el reclamo de que debió ser discutida primero con el sector de la salud antes de materializarse. Otra inconformidad era que se conocía o comprendía poco la letra del aludido Decreto 306.

De las principales interrogantes que afloraron en la comunidad de ciudadanos cubanos, la redacción de Cubahora seleccionó algunas opiniones  de los diversos medios nacionales y de sus propios comentaristas.

Odonel se presenta como médico cardiólogo y ciudadano español que vive actualmente en España y quería conocer “si al visitar Cuba, con el objetivo de no perder la residencia cubana,  también me veré afectado por la nueva medida”. En esa misma línea,Roberto García Pérez asegura que como médicoposee un contrato indefinido desde hace 3 años en un país extranjero y desea saber si puede entrar de visita y volver a salir sin necesidad de autorización.

Andy inquiría si hasta el momento se ha hablado de especialidades vitales, ¿la medida adoptada se extiende hacia especialistas en Medicina General Integral? Mientras, Betica preguntaba en qué situación quedan los profesionales interesados y con la posibilidad de obtener un contrato de trabajo en otro país por un tiempo limitado. ¿Cuáles son los pasos a seguir?

EL MINSAP SE INCORPORA AL DEBATE EN EL ESPACIO VIRTUAL

El sitio Cubadebate promovió un foro de discusión a propósito de la Declaración del Gobierno Revolucionario de Cuba y como ya es habitual, allí estuvieron los directivos del MINSAP que intentaron dialogar con la población.

Según los funcionarios –quienes se identificaron en el foro con el usuario MINSAP-, a partir de la aplicación de los nuevos cambios, no se prohíbe la salida del país ya sea a viajes personales o para residir en el exterior. Se trata, sobre todo, de organizar los servicios para garantizar una atención de salud de calidad a la población cubana.

Aclararon que esta medida solo incluye a los médicos especialistas y residentes del último año de todas las especialidades menos Medicina General Integral, quienes deben realizar su solicitud a través de sus centros de trabajo de acuerdo con el procedimiento establecido, donde de forma expedita se le dará respuesta a su solicitud de trámite por salida temporal.

Sobre los pasos para emprender el proceso de solicitud de viaje, los funcionarios explicaron que se comenzará por la solicitud del trabajador al director de su entidad argumentando el motivo de su salida, ya sea para un viaje temporal o para residir en el exterior. Luego el director fundamentará la garantía de continuidad de la atención médica al pueblo y cómo se organizará el servicio para que éste no se afecte por la salida del profesional, para más tarde proponer a nivel jerárquico aquellas solicitudes que, una vez realizado el análisis correspondiente, garanticen la continuidad en la prestación del servicio de la atención médica al pueblo. Por último, la respuesta será otorgada en un término de hasta 50 días.

Aquel personal médico, que en estos momentos se encuentre inmerso en los trámites y ya lo tenga todo, debe solicitar de inmediato, con la fundamentación correspondiente, al director de la institución el trámite que será luego enviado al MINSAP.

Sobre las dudas de aquellos médicos que causaron baja del Sistema Nacional, antes de que entre en vigor la regulación en cuestión, y se encuentran actualmente en el exterior, los funcionarios del MINSAP aclararon que en estos casos al regresar a Cuba, por motivos de visita, no tienen que solicitar ningún tipo de autorización ya que no forman parte del sistema de salud cubano.

PISTAS PARA UN DESENLACE

Se acerca otro 17-D, un año después en que se abrió para Cuba y los Estados Unidos un camino difícil pero esperanzador en sus relaciones bilaterales. Sin embargo, llegamos a un capítulo que apostamos no reescribir en la historia de las dos naciones.

Esperemos que la situación de los cubanos en Costa Rica pueda tener una salida adecuada, que Estados Unidos deje de jugar con la vida de la gente para someter a este país y que nuestro personal médico sienta seguridad en el cumplimiento conveniente del Decreto Ley 306 y en sus derechos de viajar como cualquier ciudadano cubano a partir de la Política Migratoria del 14 de enero del 2013.  La jugada sigue abierta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s