Un huérfano ingrato

El Heraldo Cubano

Por Arthur González

Juan Carlos Cremata Juan Carlos Cremata

 La naturaleza humana muchas veces es difícil de comprender al proyectarse contradictoria y en ocasiones inconsecuente con las experiencias vividas. Ese parece ser el caso de Juan Carlos Cremata Malverti, un cubano que llegó a ser director de cine después de cursar estudios en instituciones de su país, creadas a partir del triunfo de Fidel Castro.

La vida de ese artista se vio afectada profundamente por la pérdida repentina de su padre, producto de la acción terrorista planificada y ejecutada por elementos contrarrevolucionarios al servicio de la CIA, contra un  avión de la empresa aérea Cubana de Aviación, en el que perecieron horriblemente 73 personas inocentes.

Ver la entrada original 610 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s