Ni tantito así al gigante de las siete leguas

Por Carlos Gonce Socías

El pasado día 15 se conoció la noticia respecto una flexibilización a las normas para viajar a Cuba y el uso del dólar en actividades comerciales por parte del gobierno cubano.

cuba-estados-unidos-300x250
Foto tomada de Cubadebate

De este modo cualquier estadounidense puede venir legalmente “siempre y cuando se involucre en un programa de tiempo completo de actividades de intercambio educativo destinadas a mejorar el contacto con el pueblo cubano, apoyar la sociedad civil de Cuba o promover la independencia del pueblo cubano de las autoridades del país”

En línea con la estrategia norteamericana de promover el sector privado en Cuba, las nuevas regulaciones plantean también la autorización caso a caso de licencias para facilitar la exportación a Cuba de ítems que faciliten la posterior exportación desde Cuba de artículos producidos por el sector no estatal de la economía.

Y esas medidas me alegraron, pues son un paso más que permite el acercamiento entre dos pueblos que para nada tienen que estar enfrentados, favorece el desarrollo de un comercio y unas inversiones que sin dudas serán positivos para la economía cubana y ayudarán al acercamiento de nuestras familias.

Pero, y aquí sí siempre hay un pero, los gobiernos imperiales nunca hacen nada a favor de otros, sino velando por su interés propio. Porque el propio Obama ha dicho que relaciones con Cuba no implica concesiones, y que los objetivos del Gobierno Norteamericano no han cambiado, sólo cambian los métodos para alcanzarlos.

Resulta muy llamativo ese propósito que permitirá a las personas particulares viajar desde Estados Unidos a Cuba,”promover la independencia del pueblo cubano de las autoridades del país”.

Como dice un internauta que se hace llamar Papo eso se pudiera decir también: “Promover, Otra República Independiente de Cubanos, Dentro De Cuba”.

Se puede decir tambien, “PROMOVER EL IRRESPETO A LAS AUTORIDADES”, DE MANERA QUE EL GOBIERNO NO PUEDA ESTABLECER LAS REGLAS CONSTITUCIONALES DEL PAIS. ¿Le suena conocido?

Al mismo tiempo se crean las condiciones desde el fisco norteamericano, para pagar salarios desde estados Unidos a personas en el país, lo que puede favorecer a trabajadores no diplomáticos norteamericanos laborando aquí, o a cubanos contratados por entidades de allá, pero también puede ser usado de otras muchas maneras.

Personalmente me alegro de la flexibilización de las relaciones que se va alcanzando, y al mismo tiempo pienso que no hay magias y que nadie allá ha cambiado de la noche a la mañana. Considero que aún si Obama tuviera personalmente el mejor de los deseos hacia Cuba, no es más que el representante de un imperio brutal que siempre nos ha despreciado.

Por eso, aunque me alegro por el pueblo cubano y el pueblo estadounidense, recuerdo las ideas que formularan el Che y Martí, porque en los imperialistas no se puede confiar ni tantito así, nada, porque el imperio está , como gigante de siete leguas, velando para saltar sobre los pueblos de Nuestra América.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s