Ni todos, ni turismo

Por Carlos Gonce Socías

usa-cuba Como ya se conoce, este martes 15 de marzo las normativas impuestas por el Bloqueo para viajar estadounidenses a Cuba sufrieron una modificación.

A partir de ahora, los ciudadanos estadounidenses que cumplan con alguna de las 12 categorías de viaje establecidas ya no necesitarán una licencia para viajar, ni hacerlo como parte de un grupo organizado con un fin, con lo que se elimina el costoso proceso de tener que viajar en grupo con un estricto cronograma de actividades, que debía encajar con alguna de las categorías permitidas.

También se permitirán viajes educativos de persona a persona, pero sólo si están destinados a mejorar el contacto con el pueblo cubano, apoyar la sociedad civil de Cuba o promover la independencia del pueblo cubano de las autoridades del país.

Antes, los estadounidenses que quisieran visitar Cuba debían rellenar una solicitud formal que explicara el motivo de su viaje, que debía ser analizada por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos y el proceso de aprobación de la solicitud podía demorarse varios meses.

Ese sistema formalse sustituyó por uno de “palabra”, en el que la persona firma una declaración jurada confirmando que su propósito de viaje se corresponde con al menos una de las 12 categorías admitidas.

Esas Categorías son: Visitas familiares, Negocios oficiales del gobierno de Estados Unidos, Gobiernos extranjeros y ciertas organizaciones intergubernamentales, Actividad periodística, Reunión e investigación profesional, Actividades religiosas o educativas, Apoyo al pueblo cubano, y esto se refiere según las normativas estadounidenses a actividades que desarrollen organizaciones de derechos humanos para promover una rápida y pacífica transición hacia la democracia.

También se incluyen en estas categorías autorizadas los Proyectos humanitarios, Presentaciones públicas, talleres, competiciones deportivas y otras exhibiciones, Actividades de fundaciones privadas o institutos educativos, Exportaciones, Importaciones o transmisión de información o de materiales de información, y   Ciertas transacciones autorizadas de exportaciones.

Las visitas turísticas continúan prohibidas, y el gobierno norteamericano exige pruebas documentales de las actividades realizadas, las que deben ser presentadas y guardadas por las personas u organizaciones por cinco años.

De manera que, según las nuevas regulaciones más flexibles, ni cualquiera puede viajar de Estados Unidos a Cuba, ni puede hacerlo por motivos personales, a menos que sea visita familiar con las restricciones a ese tipo de visitas que son conocidas. Sólo se ha eliminado la necesidad de hacerlo en grupos organizados al efecto encabezados por el representante de una organización específica.

Son pasos de avance que van cambiando detalles de un bloqueo que, al menos hasta ahora, continúa en pie.

Nosotros, en Cuba seguimos como siempre, hospitalarios y abiertos. En su visita el Presidente Obama tendrá ocasión de comprobarlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s