“La Constitucionalitis”: enfermedad oportunista.

El Heraldo Cubano

Por Mario Jordán .

Ahora resulta que las armas de la democracia enderezadas por los pueblos, se convierten en mecanismos políticos utilizados por las oligarquías que nos la negaron y prostituyeron.

Conservadores y Liberales de la época fundacional, ahora partidos de derecha, centro derecha y hasta centro izquierda, que se nombran “la oposición” para estar a tono, comienzan a urdir triquiñuelas, apoyados en la verdadera democracia que finalmente quedó instaurada.

Demás está decir, que antes de este “enderezamiento”, los pueblos no podíamos participar porque para eso estaban los “secuestradores militares” del documento y las maniobras electoralistas de sus partidos, sin olvidar el precio de la ignorancia, la pobreza y el desaliento que se convertían en bases electorales para tales partidos.

Al estudiarse las armas de la verdadera democracia, comienzan actuar sobre nuestros errores, inexperiencias e insuficiencias creadas por sus pdemocraciaosiciones económicas, las trasnacionales y los gobiernos oligárquicos que las…

Ver la entrada original 820 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s