El mayor violador de los derechos humanos en el mundo (Parte I) | Razones de Cuba

Origen: El mayor violador de los derechos humanos en el mundo (Parte I) | Razones de Cuba

Por Miguel Angel García Alzugaray

usaddhh

El gobierno de Estados Unidos habla mucho de las violaciones a los derechos humanos en otros países, pero todo el mundo sabe que se trata de pura hipocresía. Mientras el autoproclamado líder del mundo exige el respeto por los DD.HH. hace guerras, viola tratados internacionales, pisotea los derechos humanos hasta de sus mismos ciudadanos y de otros países.

Según Jamil Dakwar, director de programas de derechos humanos de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, en inglés), “en muchos ámbitos —incluidas la seguridad nacional, el sistema penal, los derechos socioeconómicos y la política migratoria—, los EE.UU. presentan un historial pésimo en comparación con otras muchas naciones”. Seguir leyendo “El mayor violador de los derechos humanos en el mundo (Parte I) | Razones de Cuba”

Anuncios

En Cuba todos son simplemente cubanos.

“Cubano es más que blanco, más que mulato, más que negro”.

El Heraldo Cubano

Por Arthur González.

El tema de la racialidad es complejo, sensible, con aristas reales y otras manipuladas desde Estados Unidos para dividir la unidad del pueblo cubano, por ser la única fórmula para enfrentar victoriosamente todos sus planes y operaciones estructuradas por los ideólogos, especialmente de sus servicios especiales.

Decir cubano es hablar de un producto genéticamente nuevo, devenido de la mezcla de sangre de conquistadores españoles, de por sí ya combinada con la de los árabes que los dominaron durante 400 años, de la africana, la china, japonesa, nuevos árabes emigrados a principios del siglo XX y de otros europeos asentados en la Isla en busca de nuevas oportunidades, después de la 2da guerra mundial. Como resultado nació la identidad de Cuba.

La historia triste de la esclavitud africana y en menor medida china, marcó la diferencia social y económica de aquellos seres arrancados de sus tierras por los…

Ver la entrada original 1.447 palabras más

No había armas químicas en ninguno de los tres objetivos bombardeados en Siria.

El Heraldo Cubano

Por Arthur González.

Especialistas de la , confirmaron que, en los objetivos bombardeados en Siria el 14 de abril 2018, por los Estados Unidos, Francia y el Reino Unido, no había evidencias de armas químicas, confirmándose una vez más el crimen ejecutado por esas potencias, mediante mentiras inventadas con la complicidad de los medios de prensa oficialistas.

Sin pruebas ni evidencias de la existencia de tales armas, los tres jefes de gobierno autorizaron el ataque a Siria, los que debería ser juzgados en un tribunal internacional, similar al conformado después de la 2da Guerra Mundial contra los nazis.

George W. Bush, Barack Obama, Donald Trump, unidos a los ex presidentes Anthony Blair de Gran Bretaña, el francés Nicolás Sarkozy y José María Aznar de España, son tan criminales como los jefes nazis juzgados y sancionados por el tribunal de Núremberg.

Suman cientos de miles los muertos inocentes por las guerras…

Ver la entrada original 676 palabras más

La política del espectáculo

Por: Bárbara Ester
Tomado de Cubadebate

La utilización de nuevas tecnologías digitales en la vida cotidiana ha trastocado los escenarios de la comunicación política. Algunos autores van más lejos aún, afirmando que asistimos impávidos a un cambio de régimen mediático caracterizado por la intensificación del politainment (info-entretenimiento) y del simulacro político. La lógica del entretenimiento ha reconvertido el campo político en un espacio escenificado que cuenta con actores, roles, mitos, recursos expresivos, hechos principales y secundarios. En lugar de informar, nos seducen y entretienen.

Este nuevo ethos digital se destaca por el debilitamiento de las líneas que separaban a los productores de los consumidores de información; una frontera difusa entre hechos y opiniones, público y privado, e información y entretenimiento [1].  En el último caso, afecta tanto a la incorporación de la lógica del entretenimiento en las noticias políticas –generando elevadas dosis de espectacularización–  como al incremento del contenido político relevante en los espacios de entretenimiento. Seguir leyendo “La política del espectáculo”

Esclareciendo una postura más que clara.

Tomado de su publicación en Facebook

Los 5

Queridos amigos:
Comienzo por aclarar que no he sido convocada por nadie, ni entrevistada por nadie, ni citada por nadie; ni siquiera por la famosa comisión. Me ha sorprendido el revuelo armado por un comentario que en principio pretendía ser una aclaración para algunos amigos, cuyas deducciones en relación a las razones por la exclusión de tres de los Cinco me parecieron erradas. Al seguir la sugerencia de varios de ellos, de que pusiera mi comentario como público para poderlo compartir mejor, el escrito terminó excediendo el alcance que originalmente había esperado.

Me declaro culpable de no ser experta en facebook. Espero que al menos los de mi generación lo comprendan. Si me queda vida trataré de enmendarme.

No consulté con ninguno de los Cinco, ni tampoco he recibido regaño de alguno de ellos, incluido a René. Él respeta mi derecho a escribir en facebook las pocas veces que lo hago. Lo hubiera escrito aunque René fuera uno de los dos elegidos, más aun cuando en ese caso él estaría en una posición engorrosa en relación a sus hermanos no seleccionados. Los Cinco están por encima de esto. Yo, en cambio, soy una persona terrenal, pero como ellos revolucionaria y orgullosa de mi militancia. Esto bien claro, porque personas que creía amigas me han herido insinuando lo contrario. Parafraseando la película, aunque fuera “la peor de todas” nunca sería contrarrevolucionaria.

De paso, aclaro también que mantengo mi criterio de que los cinco deberían haber estado en la candidatura, de que la vanguardia demostrada debe de estar con sus voces y sus votos en la Asamblea. Sigo creyendo injusto distinguir entre ellos, y me parece un error haberlo hecho. No luché tantos años sólo por René, sino por los cinco como una unidad, y me duele que alguien trate de separarlos, aunque no se dé cuenta realmente de que lo hace. Este sentimiento aún lo tengo a flor de piel, y no fuera yo si dijera que con dos en la Asamblea están los cinco representados (lo cual ratifica que este escrito no es resultado de convocatoria, o entrevista, o citación, ni siquiera por la famosa comisión).

Si escribo esto es porque creo que hay que poner a descansar este tema y ocuparnos de lo que importa: La Revolución. No me preocupa en absoluto lo que haga o deje de hacer el Herald. El Herald ha empleado los últimos 60 años tratando de destruir a la Revolución sin éxito, y lo seguirá haciendo, con la misma falta de éxito, ya sea con este tema o con cualquier otro. Tengo entre mis orgullos que han escrito varias veces sobre mí, y nunca bien. Aquí estoy, vivita y coleando, y feliz con mi familia unida. Sé de cerca que los cinco, lejos de ofenderse, se divertían con sus panfletos en el hueco, cuando tenían pocas opciones de entretenimiento.

Quisiera pensar que, después de todo, este asunto ha producido un debate útil, muy interesante y necesario. Si mi escrito lo provocó fue porque ya estaba en el ambiente. Gracias a los que nos apoyaron y dijeron tantas cosas dignas de agradecer. Gracias también a los que respetuosamente disintieron de nuestra opinión. A los que fueron irrespetuosos y agresivos conmigo, o se dedicaron a manipular mis opiniones, les agradezco el haberlos conocido mejor y poderlos descontar de mis amigos.

Ahora el tema es qué hacer: Seguir echando pa´lante. Hacer cada cual lo que le corresponda, y tratar de hacerlo lo mejor posible. Ir a votar. Respetar el sistema que tenemos y no dejar que nuestra reacción a sus imperfecciones haga mella en sus resultados. Quisiera pedir encarecidamente a todos los que hayan pensado en poner a los cinco en la boleta que no lo hagan. Recuerden que eso anularía el voto, y esos amigos, al hacerlo, estarían haciendo lo que quisieran nuestros verdaderos enemigos. No corrijamos lo que consideramos un error con otro mayor. Ninguno de los cinco, dentro o fuera de la candidatura, lo aprobaría.

Tampoco es necesario esperar que alguien renuncie a su candidatura a favor de alguno de los cinco. Esto no sería ni siquiera legal ni justo con ese candidato. Por otra parte implicaría un desafío al trabajo de una comisión legalmente constituida. Por más que no coincidamos con su decisión en relación a los cinco, debemos respetar su trabajo. Con el mismo espíritu con que unidos apoyamos a los cinco, les pido que nos unamos para hacer de esta elección otra victoria de la Revolución. Si acaso, luego seguimos discutiendo.

Mostremos, como Félix Dzerzhinski, mente fría y corazón ardiente. Quiero felicitar sinceramente a todos los diputados. Habrán sido elegidos en cada municipio del país por más de la mitad de los votos, lo cual los acredita para representar legalmente a los habitantes de ese municipio. Mi voto será unido aunque seguiré extrañando a tres más. Recuerden que sigo siendo terrenal y testaruda. Tal vez por eso soy, y seré hasta la muerte, revolucionaria.

Revolucionariamente siempre.

Olga Salanueva Arango.

¿Quiénes mejor que ellos? En respuesta a Olga Salanueva

Tomado del blog Pienso en Cuba

Owww.juventudrebelde.cu_lga se refiere a la no nominación a diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular de tres de esos compatriotas: su esposo, Ramón Labañino y Antonio Guerrero. En él responde una serie de inquietudes propias o que le han llegado por diferentes vías, que quizá pueden tergiversar, a su juicio, las “verdaderas razones” por las cuales esto sucedió.

Primero que todo estoy de acuerdo con que serían dignos representantes del pueblo. De hecho, el pueblo así se identificó con ellos desde que su causa fue pública y estoy segura que eso no va a cambiar, sean diputados o no. Si son hermanos y siempre lo fueron, no entiendo el por qué de la frustración. De hecho, hay muchos otros Héroes de la República de Cuba que no son candidatos a diputados. Un solo ejemplo: Orlando Cardoso Villavicencio. Sabemos que hay muchos más. Lo que pasa es que estos últimos son los más cercanos a estos tiempos, pero no son los únicos. Por otro lado, ser diputado en Cuba, aunque supone un altísimo honor, no entraña privilegios de ningún tipo, aunque coincido con que deben llegar allí los mejores y más capaces al tiempo que estoy segura de que ellos lo son. No existe, desde mi humilde opinión, un reconocimiento mayor que el que haber sido condecorados como Héroes, eso es indiscutible. El cariño del pueblo y el amor que le profesan todos desde cualquier rincón del país, no es cualquier cosa.

El acto de legislar no solo pide valentía, implica otra serie de requisitos que se valoran, desde la propia composición de la Asamblea Nacional, en la cual debe estar representada toda la sociedad cubana. Que quede bien claro que con esto no creo que no los reúnan. Por eso, para mi es suficiente si uno sólo de ellos fuera elegido diputado pues al final, su causa siempre fue la misma, su ejemplo devino en cinco pero desde la unidad, desde la concepción de hermandad que supuso su inclaudicable posición frente a la verdadera injusticia que con ellos se cometió. No podemos olvidar que la madre de René, la señora Irma, fue diputada a la Asamblea Nacional también.

Que se les den explicaciones a los que pudieran malinterpretar el hecho, de acuerdo. Que está clarísimo que entre ellos no existe diferencia para el pueblo y que se lo merecen, ok.

Son buenísimos, para muchos los mejores, pero no los únicos. Desconozco las razones por las que reprocha el que no se hayan incluido. Todo eso está muy bien, pero cuidado con el último párrafo, que este sistema que usted ha tildado de “injusto”, hizo que su esposo estuviera hoy aquí, gracias a la confianza que siempre depositaron en él las millones de personas que apoyaron su causa. Comparar esto, luego de todo el reconocimiento mundial a la talla de los Cinco, con su historia; meter este hecho que para nada significa falta de reconocimiento en el mismo saco de las INJUSTICIAS cometidas contra ellos, que ninguna fue de este pueblo y de este sistema que solo se sacrificó por el regreso de todos, está muy fuera de lugar. Si quiere arreglar los errores que tenemos (clarísima que son muchos) a usted precisamente le corresponde otro papel. Sobre todo a usted. Hay que saber discernir entre lo útil y lo necesario.

Ellos son un ejemplo ante el mundo y fieles, como a mi criterio lo son, a la máxima de que “toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz”. Estoy segura de que no estarán dentro de los que se tiren de la guagua andando, aunque posturas y comentarios miles traten de empujarlos.

Barack Obama abrió el camino —

Por Arthur González

Cuando el presidente Barack Obama aprobó la apertura de Google en Cuba, con vistas a permitir un acceso amplio a Internet, sabía bien lo que hacía, abrir el camino para los propósitos subversivos mediante esa vía que tanto añoraban los ideólogos yanquis para desmontar el socialismo desde adentro. Esa fue la dirección que […]

a través de Barack Obama abrió el camino —